Barceló Hotels

La cadena hotelera Barceló ha adquirido Occidental Hoteles Management tras la autorización de los Organismos de Competencia de México, por lo que procederá a planes de renovación de entre 120 y 150 millones de dólares, según ha informado la marca este lunes en un comunicado.

El pasado 4 de mayo, Barceló se hizo con el primer paquete de acciones de Occidental Hoteles. En concreto, con aquellas en manos de accionistas minoritarios, el 42,5% del total. Más tarde, la compañía española llegó a un acuerdo para adquirir el 57,5% restante que estaba en posesión del banco BBVA. Ambas operaciones han recibido luz verde por parte de Competencia de México, por lo que la operación ha culminado con éxito.

En concreto, las propiedades se distribuyen en México (seis hoteles y 2.054 habitaciones), dos en Cozumel, tres en la Riviera Maya y uno en Puerto Vallarta; en República Dominicana (dos hoteles en Punta Cana y Santo Domingo con 1.130 habitaciones), Costa Rica (dos hoteles en Golfo Papagayo con 459 habitaciones) y Aruba (un hotel en Palm Beach con 368 habitaciones).

Barceló Hotels & Resorts reabrirá las puertas del ‘Barceló Teguise Beach’, anteriormente conocido como ‘Barceló La Galea’, que ha cambiado su nombre y se ha transformado en un alojamiento solo para adultos, tras una inversión de 12 millones de euros, según informa el grupo hotelero en un comunicado.

Se trata del octavo hotel “solo para adultos” del grupo mallorquín, complementando la opción en la isla canaria con el Barceló Lanzarote Resort, que se enfoca más a las familias. El resto de establecimientos ‘only adults’ se ubican en Mallorca, Menorca, Málaga, Fuerteventura donde cuenta con dos hoteles que se suman al de Lanzarote, uno en Roma y uno en Punta Cana.

El hotel está ubicado a 150 metros de la Playa de Las Cucharas, cuenta con 305 habitaciones, la mayoría equipadas con bañeras de hidromasaje bien en la estancia misma o en la terraza. También dispone de dos piscinas climatizadas para invierno y un gimnasio.

Barceló Hotels & Resorts acaba de firmar un acuerdo con el grupo alemán HG Immobilien para incorporar en régimen de alquiler su primer hotel en Berlín, en el que la constructora invertirá 46 millones de euros. El Barceló Berlín, que será de 4 estrellas y tendrá 272 habitaciones y suites, abrirá en 2018 en la Estación Central de la capital germana, con excelentes vistas del Reichstag y de la Puerta de Brandenburgo.

Con este proyecto, según ha destacado el director regional para Centroeuropa de la cadena hotelera, José Ramón Álvarez-Cervela, “Barceló confirma su interés por proseguir su expansión en las principales capitales europeas -ya estamos presentes en Praga, Roma, Madrid y Estambul– y, especialmente, en Alemania, donde ya contamos con el también céntrico hotel Barceló Hamburgo“.

HG Immobilien compró en 2011 los terrenos para construir el proyecto ‘Grand Central Berlín’, que ocupa una superficie de 38.400 metros cuadrados de los que cerca de 12.800 están destinados al hotel y el resto a oficinas, según ha explicado su director general, Valentin Helou.

La construcción del Barceló Berlín dará comienzo próximamente y destacará por las amplias suites con balcón de su novena planta, desde las que se obtendrán muy buenas vistas de la ciudad. El hotel también contará con un centro de conferencias en el primer piso, con restaurante y bar en la planta baja, y compartirá el parking con el edificio de oficinas.

Los planes de crecimiento de la división hotelera del Grupo Barceló en el ámbito internacional incluyen regresar a Londres y entrar en París, tal como ha señalado el responsable de expansión para la región EMEA de la compañía, Eduard de Gispert, quien no quiso precisar ningún plazo para estas operaciones.

Barceló podría así no sólo inaugurar un nuevo mercado, como es el francés, sino cumplir con su deseo de volver a operar hoteles en Reino Unido, un país que tuvo que abandonar en abril de 2012 tras romper el acuerdo que mantenía con Puma Hotels al negarse la propietaria a bajar el precio del alquiler de los 21 establecimientos que incluía el contrato.

La hotelera encontrará en Londres y París a uno de sus grandes competidores: Meliá Hotels International, que cuenta con cuatro establecimientos en Reino Unido y seis en Francia. Por su parte, el presidente de Iberostar, Miquel Fluxá, mostró hace poco más de un año su intención de expandirse por las principales capitales turísticas europeas, entre ellas Londres y París, si bien de momento no hay nada en marcha.