El turoperador Corendon refuerza la apuesta por las Islas Canarias en el mercado belga y holandés

La empresa turística Corendon, instalada en las Islas Canarias desde 2013, traslada en la actualidad entre 300 y 400 visitantes de los Países Bajos semanales al archipiélago. Esta firma turoperadora encara ahora una campaña de expansión en las Islas con la apertura de nuevas rutas aéreas y una oferta hotelera ampliada, con la intención de potenciar el destino canario en Bélgica y Holanda. El objetivo es llevar 26.000 pasajeros en 2016.

Corendon se fundó en los Países Bajos en el año 2000. Ofrece servicios como turoperador, cuenta con una aerolínea -cuya base se encuentra en Turquía- y un grupo hotelero. Sus clientes están formados en su mayoría por personas naturales de Holanda y Bélgica y presume de organizar las vacaciones de cerca de 650.000 turistas con una docena de destinos, tanto dentro del marco europeo como fuera de éste.

En la actualidad, la compañía cuenta con nueve vuelos semanales, de tipo chárter, y trayectos directos desde Ámsterdam; uno con cada una de las cinco islas no capitalinas y dos con destino a Gran Canaria y Tenerife. Hasta hace unas pocas semanas, el número de enlaces era de uno por isla, pero los buenos resultados de la campaña de invierno, tradicionalmente fuerte en las Islas, ha hecho que esta compañía eleve su apuesta. Su objetivo consiste en poder disponer de vuelos diarios a Tenerife y Gran Canaria, tres rutas semanales a Lanzarote y cuatro a la isla de Fuerteventura.