Iberia busca aliados para dominar el Atlántico Sur frente a Air France

La aerolínea española Iberia quiere seguir liderando las conexiones aéreas entre Latinoamérica y Europa, pero pretende hacerlo desde una posición más rentable. Para ello ha comenzado a dar pasos en busca de una joint venture que le permita sumar fuerzas con otro potencial líder del corredor pero con bases al otro lado del Atlántico. Ese modelo ya funciona dentro del holding IAG: Iberia cuenta con un pacto para el Atlántico Norte con British Airways, al que posteriormente se sumaron American Airlines y Finnair, por el que se incentivan las operaciones de código compartido, se refuerzan posiciones en los horarios más competitivos y comparten costes en otros de menor demanda. De esta manera se produce un reparto de ingresos.

Iberia está mirando al futuro abundando en este tipo de estrategia. Su presidente, Luis Gallego, ha confirmado en una entrevista concedida a Airline Business que está valorando una alianza, para la que hay distintas vías abiertas, aunque en el sector aéreo ya se señala a LATAM como favorita. Se trata de uno de los grupos más potentes en el Atlántico Sur, así como en Sudamérica, y ya comparte códigos con Iberia en mercados como el de Brasil, Colombia, Perú y Ecuador.

Gallego asevera que una alianza “podría mejorar la rentabilidad de las rutas en un mercado en el que somos ya líderes”. Pese a que la demanda de vuelos en el Atlántico Sur es creciente, no lo es tanto como en otros corredores del planeta ni sus vuelos presentan tan alto componente de viajeros premium, pese a lo que la oferta de asientos no ha dejado de crecer. Un hecho que, incuestionablemente, debe dar paso a integraciones o a este tipo de alianzas comerciales para hacer rentable la operación. Además, se trata de plantar cara a rivales en auge en el área como son Air France y, de forma más modesta, Air Europa.