Lanzarote y el archipiélago de Chinijo se incorporan a la red de Geoparques de la UNESCO

La IV Conferencia Internacional sobre Geoparques organizada por Unesco del 16 al 20 de septiembre en San’in Kaigan (Japón) ha aprobado la incorporación de nueve espacios de interés geológico y natural a la Red Mundial de Geoparques. Entre los nuevos espacios de esta red internacional se encuentra el formado por la isla de Lanzarote y el archipiélago de las Chinijo.

La Red Mundial de Geoparques cuenta en total con 120 espacios repartidos en 33 países. Con la incorporación de Lanzarote y las Chinijo, España cuenta en la actualidad con once espacios incluidos en esta red de la Unesco: Maestrazgo (Teruel), Sierras Subbéticas (Córdoba), Cabo de Gata (Almería), Sobrarbe (Huesca), Costa Vasca (Guipúzcoa), Sierra Norte de Sevilla (Sevilla), Villuercas-Ibores-Jara (Cáceres), El Hierro (Canarias), Molina y Alto Tajo (Guadalajara) y Catalunya Central (Catalunya).

El geoparque de Lanzarote y el Archipiélago Chinijo abarca la totalidad de la isla de Lanzarote, el Archipiélago Chinijo – formado por los islotes de La Graciosa, Montaña Clara, Roque del Este, Roque del Oeste y Alegranza– y la plataforma de abrasión marina circundante. La superficie terrestre de este geoparque es de 866 km2, pero con la plataforma marina su extensión total se cifra en unos 2.500 km2. Los materiales geológicos que forman la isla de Lanzarote y los islotes del Archipiélago Chinijo son casi exclusivamente basálticos. En la época en que tuvo lugar la erupción del volcán Timanfaya (1730-1736), la asociación de numerosas estructuras volcánicas a lo largo de una fisura de gran longitud de la corteza terrestre originó la creación de uno de los mayores campos de lava del mundo hoy en día existentes.

Booking.com