Room Mate

La cadena hotelera Room Mate incorporará próximamente en forma de gestión el actual 987 Barcelona Hotel, que pasará a denominarse Room Mate Carla tras su adecuación a los estándares de la cadena. Está previsto que comience a operarse bajo su marca en unos tres o cuatro meses, después de unas reformas para asegurar que cumple las exigencias de la cadena y que se centrarán en mobiliario y otros aspectos complementarios, ya que la instalación e infraestructuras del hotel se encuentran en estado óptimo.

El establecimiento seguirá operando hasta entonces bajo la marca de Hoteles 987, que gestiona actualmente otro hotel en Praga, y pasasá a incorporarse al catálogo de Room Mate gracias a el acuerdo con su nuevo propietario, un empresario ruso.

El hotel tiene categoría de 4 estrellas y 88 habitaciones, muchas de ellas con terraza, incluyendo una amplia suite. Está situado en el centro de Barcelona, en la calle Mallorca, una ubicación céntrica, como es habitual en los establecimientos de la cadena.

Entre otros servicios el hotel incorporará los habituales de la hotelera, como el desayuno servido hasta las 12 de la mañana, o el wifi disponible para el cliente en toda la ciudad.

La cadena hotelera Room Mate abrirá a finales de año el hotel que está aún en construcción junto a la plaza de la Marina, Málaga, según avanzó ayer esta empresa. De esta forma, el grupo gestionará en la ciudad andaluza su tercer hotel. Se trata del establecimiento ubicado en la plaza de Alfonso Canales, en la esquina de la calle Vendeja, en un enclave estratégico entre el nuevo jardín que comunica la zona del Soho con la Marina y el puerto.

El hotel, promovido por Hurar Investment Group, tendrá cuatro estrellas, unas sesenta habitaciones, una sala de conferencias y un gimnasio. El elemento estrella es la terraza, que incluye una piscina, y desde la que se vislumbran la Catedral, la Alcazaba y el puerto. “El hotel está quedando muy bien. Será una cosa única en Málaga”, confirmaron fuentes de la promotora, que explicaron que el contrato de gestión con Room Mate tiene una vigencia de quince años.

Desde la cadena hotelera aseguraron que serán las hermanas Melián Randolph las que se harán cargo de la decoración y el interiorismo del hotel, en el que destacan por sus cuidados diseños y plena adaptación al nuevo viajero.